jueves, 12 de febrero de 2015

LA ERMITA DE SAN ISIDRO LABRADOR EN SAN JOSÉ DE BOLÍVAR

Por: José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de la Historia

En 1901, guiando dos mulas atraviesa la cumbre de Sumusica, páramo La Cimarronera, Don Domingo Pulido, con rumbo a San José de Bolívar, lleva a su poblado del alma la imagen de San Isidro Labrador, dicha imagen había sido realizada por el maestro Ramón Pino Farías en el tiempo que dirigía la Escuela de Artes y Oficios  del Colegio Sagrado Corazón de León. Este maestro Pino Farías había realizado obras de gran significación, entre otros, la Basílica del Espíritu Santo de La Grita, un magnifico trono para la imagen de la Virgen Purísima de La Grita, una imagen de San Francisco de Asís y otra de San José en Pregonero, y la imagen de San Isidro que llevaba Domingo Pulido a la población de San José de Bolívar, antiguo Río Bobo. Existe una teoría de que el maestro Pino Farías sería el realizador del escudo del Táchira.
El primer sitio donde se depositó la imagen de San Isidro Labrador fue en la Aldea Los Paujiles, lugar de residencia de Don Domingo Pulido. Allí don Domingo Pulido, empezaría a preparar el ritual para llevar la imagen para la primera Ermita al santo en el pueblo, para ello preparó dos Eras de maíz y caraotas, que consiste en sembrar semillas de ambos rubros para colocarlas al lado del santo, acompañados de matas de guineo y caña.
En may de 1901 se realizó en el pueblo de San José de Bolívar la primera Ermita a San Isidro Labrador, acompañada desde El Topón hasta la plaza Bolívar por una gran procesión de fieles, ritual religioso que iba dirigido por el padre Zacarías Guerrero. Ese día de la festividad don Domingo Pulido fue nombrado Prioste, cargo que ejerció hasta 1930, año de su fallecimiento.
En 1930 asume el cargo de Prioste de San Isidro, el hijo de don Domingo, se trataría de José Antonio Pulido Chaparro, quién estaría de Prioste por 46 años, hasta 1977 año de su muerte.


José Antonio Pulido Chaparro
Primer Prioste de San Isidro Labrador
      
En el tiempo que José Antonio Pulido Chaparro fue Prioste de San Isidro, la Ermita consistía en la traída de diversos rubros agrícolas para la iglesia, que eran puestos en venta para la Fabrica de la Iglesia. Fue un gran animador de esta Ermita el padre José Ignacio Moncada y el padre Domingo Antonio Guerrero. Continuo con la tradición de su padre de adornar a San Isidro con rubros agrícolas y no con flores, siguió sembrando las Eras de maíz y caraota para el Santo.


Ermita de San Isidro en 1952,
José Antonio Pulido Chaparro como Prioste.

En el terremoto de 1957 la imagen de San Isidro fue llevada a la aldea Los Paujiles para su resguardo mientras se volvía a acondicionar el Templo. A la muerte de don José Antonio Pulido Chaparro, será su hijo Pedro quien asuma ser Prioste de la Ermita, cargo que ejercerá hasta 1989, cuando con la llegada del padre Raúl Sánchez elimina los Prioste, porque según él eso estaba en desuso y acaba con la tradición familiar.


Pedro Pulido Parra, ultimo Prioste de San Isidro (1977-1989)

En 1984, hubo un incendio en la iglesia, por lo que la imagen del Santo se debió mandar a restaurar, pero los detalles fueron mínimos pues sólo se quemo parte de la pala que lleva el santo.
Hoy por hoy, por el mes de mayo, se celebra con entusiasmo la Ermita de San Isidro en la población, tradición que se mantiene como una de las grandes celebraciones que honra el campesino a su Dios creador, hoy día no sólo se ofrece al Santo hortalizas y tuberculos, sino además se agregan becerritos y becerritas que obsequian a la Ermita para dar gracias al Dios Creador por la tierra bendita que es San José de Bolívar.