jueves, 11 de mayo de 2017

CAJA RURAL RAIFFEISEN DE SAN JOSÉ DE BOLÍVAR - AÑO 1938

Por: José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de Historia del Táchira

Hoy quiero compartir y dejar para la historia de nuestro pueblo la propuesta de construir una Caja Agraria de Creditos en el poblado en 1938, ideas que permitieron hacer de San José de Bolívar el pueblo que es hoy. Lo interesante de este Documento es que dicha idea esta realizada sobre la "Caja Raiffeisen", que fue la idea de las primeras cajas rurales en Europa dando crédito ccoperativo a las zonas agricolas como fenómeno de la economía social.


Friedrich Wilhelm Raiffeisen

La idea de este proyecto se debe a Friedrich Wilhelm Raiffeisen (1818 - 1888), lider cooperativista alemán e impulsor de las cooperativas de ahorro, crédito y agrícolas. Una idea basada en los principios de auto ayuda, auto responsabilidad y auto administración. Raiffeisen escribió el libro: Las asociaciones de cajas de crédito como medida para evitar la miseria de la población rural, artesanal y obreros urbanos. Este sistema financiero alejado de las grandes agencias bancarias y la usura buscaba desde la autogestión y la independencia para administrar pequeños proyectos agrícolas, ganaderos y comerciales con la ayuda del ahorro de otras personas de la zona. Estas sociedades cooperativas de crédito tenían una propuesta baja en intereses, ya que estaba formada por excedentes financieros (ahorro sobrante) de los socios, y se abonaba un pequeño interés a aquellos que aportaran capital. Todos los socios, tanto deudores como acreedores debían ser cercanos al sitio donde se creaba la Caja de Ahorros. 


Libro sobre Cajas de Ahorro de Raiffeisen (Edición de 1866).-

Este libro de Las asociaciones de cajas de crédito como medida para evitar la miseria de la población rural, artesanal y obreros urbanos estuvo en la biblioteca del Doctor Teófilo Noguera, quién trajo en 1938 la idea a los productores agropecuarios de San José de Bolívar.
Pasemos a leer el escrito transcrito para preservar la memoria de la historia riobobera:


1er folio original del documento (Archivo Fundación Pulido).-

"En San José de Bolívar, a los quince días del mes de diciembre, de mil novecientos treinta y ocho, reunidos en la casa de habitación del ciudadano Doctor Teófilo Noguera, previa convocatoria, los ciudadanos Jesús Contreras Hernández, Victor Manuel Pulido, Mario Pulido, Segundo Pulido, Pedro Pulido Vivas, Olinto Chaparro, Gregorio Contreras Méndez, Pánfilo Guerrero, Nicanor Vivas, Pío Roa, Luis M. Rojas, Tito Rojas, Diego Pérez, Francisco Antonio Vivas, José de la Cruz Mora, Miguel Peñaloza, Elías Gómez, Anibal García, Pedro Alcantara Araque, Macedonio Quintero, Francisco Francisconi, Abel Rojas, Zacarias La Cruz, Ángel María Franco, Rosendo Vivas, Carlos Rojas, Genaro Vivas y Remigio Zambrano, agricultores, mayores de edad y vecinos, el señor Doctor Teófilo Noguera, tomó la palabra para explicar el objeto de la reunión, y al efecto, hizo una clara y orecisa exposición sobre la necesidad de la cooperación para resolver los problemas agropecuarios de la localidad y para favorecer el desarrollo del crédito y la industria agricola. El señor Pánfilo Guerrero propuso con apoyo de los señores Victor Manuel Pulido, Mario Pulido, Pedro Pulido y Nicanor Vivas, que se nombrara Director Provisional de la Asamblea al señor Doctor Teófilo Noguera y Secretario al señor Manuel Maldonado Vivas; proposición ésta sometida a la consideración de todos los presentes, resultó aprobada por unanimidad. Acto seguido los señores Doctor Teófilo Noguera y Manuel Maldonado Vivas tomaron posesión de sus respectivos cargos, y a continuación el Director Provisional, después de una larga explicación sobre la conveniencia, constitución y funcionamiento de las instituciones cooperativas de crédito agrícola denominadas Cajas Rurales, tipo Raifeisen, propuso: Que se constituyera entre los agricultores presentes y que así lo quisieran una sociedad denominada Caja Rural de San Jose de Bolívar , con domicilio en este Municipio, y bajo las siguientes cláusulas: Que el objeto de la Sociedad es favorecer el desarrollo del crédito y la industria agrícola-pecuaria; que los socios no aportan capital alguno, pero responden solidaria e ilimitadamente por las obligaciones que la Sociedad contraiga en forma legal y conforme a los Estatutos que la rijan; que ningún socio tendrá derecho, ni aún en el caso de disolución de la Sociedad, a dividendos, beneficios ni repartos activos de ningún género, pero si tendrán derecho a solicitar y a obtener préstamos de la Caja y a obtener la colocación de los ahorros en la misma; que los socios podrán pedir su separación cuando así lo deseen, pero siempre bajo las condiciones que imponen los Estatutos; que los socios que recibieran préstamos de la Caja podrán pagar a la misma las cantidades que hubieren recibido antes de que venza el plazo señalado para su devolución; que la Sociedad reservará al 1% las que estuviera a los prestatarios sobre el tipo de interés que obtenga los capitales, así como las donaciones que reciba para constituir un fondo cuyo dominio se fijaran en los Estatutos; que la Sociedad se administrará; 1º por la Junta General; 2º por el Presidente inspector; 3º por el Consejo de Administración; y 4º por el Cajero; que estos funcionarios tendrán los deberes y atribuciones que le señalen los Estatutos, y se elegirán y durarán en sus funciones conforme quede dispuesto en los mismos; que se reunirán en sesión ordinaria en la casa de habitación del señor Victor Manuel Pulido los días domingos de todas las semanas a las tres de la tarde; que el Presidente Inspector y el Consejo de Administración previo acuerdo, podrán disponer la creación de cooperativas de consumo entre los asociados; suplir herramientas, enseres, útiles, maquinarias y animales a los asociados que lo solicitaren; adquirir maquinarias para el uso en común de los asociados, recibir y vender los productos agrícola-pecuarios que les sean encomendados por los asociados; efectuar pagos y cobros por cuenta de los mismos e intentar acciones y demandas en resguardo de los intereses morales y materiales de los asociados. El señor Pedro Pulido Vivas apoyó lo expuesto por el Doctor Teófilo Noguera y a su vez propuso: "que se considerará constituida definitivamente la "Sociedad Cooperativa de crédito agrícola-pecuario denominada Caja Rural de San José de Bolívar". Sometida a consideración de la Asamblea esta proposición, por el Director Provisional, y verificada la votación resulto aprobada por unanimidad. Acto continuo el mismo señor Doctor Teófilo Noguera, presentó un proyecto de Estatutos, cuyos artículos, uno por uno, fueron sometidos a la consideración de la Asamblea. Discutidos en forma reglamentaria, fueron aprobados sin ninguna modificación, y en consecuencia se declararon y aceptaron como la Ley que regirá la Sociedad. A continuación se procedió a la elección de los respectivos funcionarios, por mayoría absoluta de votos, con el siguiente resultado: para Presidente Inspector, resultó electo el señor Pedro Pulido Vivas. Para Director Presidente (Consejero Primero), del Consejo de Administración, el señor Victor Manuel Pulido; para Vice-Presidente (Consejero Segundo), el señor Pío Roa; para Consejero Tercero, el señor Olinto Chaparro; para Consejero Cuarto, el señor Pánfilo Guerrero; para Consejero Quinto el Secretario, señor Jesús Contreras Hernández; Suplentes: señores Diego Pérez y Luis M. Rojas; y Cajero, el señor Mario Pulido. Acto continuo el Director-Provisional invitó a los nombrados a tomar posesión de los respectivos cargos, y previo juramento que prestó cada uno de cumplir fiel y honradamente los deberes del cargo; fueron posesionados por el Director-Provisional. El Director Presidente tomó la palabra para expresar en nombre de todos los asociados, el más vivo reconocimiento a los señores Doctor Amenodoro Rangel Lamus, actual Ministro de Agricultura y Cría y a don Carlos Rangel Lamus, altos exponentes de la intelectualidad tachirense y a cuya iniciativa se debe la fundación de esta clase de sociedades en el País, protectoras de la agricultura y de la cría, e invitó a todos los miembros a cooperar decididamente en el desarrollo de la asociación, dando estricto cumplimiento a todas las disposiciones de los Estatutos y del Reglamento que luego habrá de sancionarse, así como a las disposiciones que emanaran de la directiva de la Caja Rural, y fomentando de un modo permanente y eficaz el espíritu de solidaridad entre todos los miembros. Luego el Presidente-Inspector, señor Pedro Pulido Vivas, hizo uso de la palabra para hacer algunas consideraciones sobre la necesidad de proceder al cumplimiento de las formalidades legales para darle personalidad jurídica a la asociación, y al efecto propuso que la presente Acta original, firmada por todos los asociados que integran el Consejo de Administración en el acto de la representación, se registrara en la Oficina de Registro respectiva, y que en tal forma se autorizara a los referidos miembros a firmar en nombre de todos los asociados y en consideración de que muchos no sabían firmar. Esta proposición fue apoyada por el señor Pánfilo Guerrero y puesta en consideración de la Asamblea, resultó aprobada por unanimidad. Acto seguido el señor Segundo Pulido tomó la palabra para proponer que todos los concurrentes que estuvieran dispuestos a formar parte de la Sociedad, firmaran los Estatutos que habían sido aprobados, y que lo mismo hicieran las personas que en lo sucesivo ingresaran en la Sociedad. Puesta en consideración de la Asamblea esta proposición, previo apoyo prestado por el señor Elías Gómez, resulto aprobada por unanimidad. No habiendo más sobre que tratar, se levantó la sesión inaugural, firmando por duplicado la presente Acta en la forma en que quedó aprobada, a los quince días del mes de diciembre de mil novecientos treinta y ocho, en San José de Bolívar, del Municipio San José de Bolívar del Distrito Jáuregui, del Estado Táchira de los Estados Unidos de Venezuela.

Firman:

Teófilo Noguera       Manuel Maldonado Vivas        Pedro Pulido        Victor M. Pulido

Pío León Roa         R. Olinto Chaparro        Pánfilo Guerrero         Jesús Contreras H.

Diego Pérez          Luis M. Rojas             Mario A. Pulido         Segundo Pulido

Tito Manuel Rojas           Nicanor Vivas            Francisco A. Vivas          Miguel Peñaloza

Elías Gómez             Anibal  García          

Rogado por Gregorio Contreras por no saber firmar: Rafael Roa

Rogado por Pedro Alcantara Araque, Macedonio Quintero y Francisco Francisconi que no saben firmar: Rómulo Ma. Romero

Rogado por Miguel Francisconi, Abel Rojas y Zacarías La Cruz que no saben firmar y por mí: Ángel Ma. Franco

Rogado por Rosendo Vivas y Carlos Rojas que no saben firmar: Ramón Mora

Rogado por Genaro Vivas y Remigio Zambrano que no saben firmar: José Remigio Zambrano


JUZGADO DEL MUNICIPIO

San José de Bolívar a veinticinco de marzo de mil novecientos treintinueve. Año 129° de la Independencia y 81° de la Federación. El documento que antecede presentado por sus otorgantes doctor Teófilo Noguera, Manuel Maldonado Vivas, Pedro Pulido V., Victor M. Pulido, Pío León Roa, R. Olinto Chaparro, Pánfilo Guerrero, Jesús Contreras H., Diego Pérez, Luis M. Rojas, Mario Ángel Pulido, Segundo Pulido, Gregorio Contreras Méndez, Nicanor Vivas, Tito Manuel Rojas, Francisco Antonio Vivas, José de la Cruz Mora, Miguel Peñaloza, Elías Gómez, Anibal A. García, Pedro Alcantara Araque, Macedonio Quintero, Francisco FRancisconi, Saturnino Guerrero, Gerónimo García, Miguel Francisconi, Abel Rojas, Zacarías La Cruz, Ángel María Franco, Rosendo Vivas, Carlos Rojas, Genaro Vivas y Remigio Zambrano, para su autenticación y devolución, lo firman los que saben y los que no a ruego, previa lectura y conformidad por ante este Tribunal. El Juez declara autenticado el instrumento habiendo comparecido como testigos del acto los ciudadanos Teodulo R. Zambrano y Andrés E. Guerrero, vecinos y hábiles quienes como el suscrito Juez conocen los otorgantes. Queda anotado bajo el número 11 a los folios 12, 13, 14, 15 y 16 del Libro de autenticaciones de instrumentos respectivo que por duplicado se lleva en este Despacho y de conformidad se firma.

El Juez 1° suplente
Pedro Teófilo Silva

Firman:   

Teófilo Noguera       Manuel Maldonado Vivas        Pedro Pulido        Victor M. Pulido

Pío León Roa         R. Olinto Chaparro        Pánfilo Guerrero         Jesús Contreras H.

Diego Pérez          Luis M. Rojas             Mario A. Pulido         Segundo Pulido

Tito Manuel Rojas           Nicanor Vivas            Francisco A. Vivas          Miguel Peñaloza

Elías Gómez             Anibal  García          

Rogado: Rafael Roa

Rogado: Rómulo Ma. Romero

Rogado: Ángel Ma. Franco

Rogado: Ramón Mora

José Remigio Zambrano

Testigos:

Teódulo R. Zambrano          Andrés E. Guerrero

El presentante: Manuel Pulido

Oficina Subalterna de Registro Principal del Distrito Jáuregui, La GRita: Catorce de julio de mil novecientos treinta y nueve.
130° y 81°

ANEXOS:











FERIAS Y FIESTAS DE SAN JOSÈ DE BOLÌVAR


 Ferias de San Josè de Bolìvar - Año 2003 (Foto Archivo Humberto Rojas)

Las ferias y fiestas de San José de Bolívar se realizaban en el mes de Marzo en torno al día 19 de marzo, día del Santo Patrono San José. Antaño se acostumbraba a llenar las calles de cadenetas para conmemorar la alegría del pueblerino.


San Jose (Foto Rómulo Romero).-

Era constumbre que se levantara una Plaza de Toros - construida en unidad con todos los rioboberos -, y tres novilladas. Los toreros con sus Trajes engalanaban las tardes y el "ole, ole" se dejaba oír como en la madre patria: España.
El pueblo se llenaba a los alrededores de la plaza de quincalleros y gente que vendía: Churros, buñuelos y algodón de azúcar.
Los jinetes surcaban calles y carreras entonando canciones y mostrando la aficciòn del riobobero por el arte del mundo equino.


Gilberto Roa, Pedro Pulido y Luis Garcìa jinetes iconicos de nuestro pueblo
(Foto Archivo Fundación Pulido)

La alegrìa de estas ferias de antaño se veìa en la creatividad del riobobero, uno de estos detalles estaba en el desfile ferial que acompañaba a las distintas candidatas que buscaban con entusiasmo hacerse de la gran corona.


Desfile Ferial San José de Bolívar - Año 1992
(Foto Virginia Vivas).- 

martes, 9 de mayo de 2017

¿QUIÉN FUE JUDAS ISCARIOTE?


Judas Iscariote un personaje clave del Viacrucis Viviente (Foto Lucero Pulido)

JUDAS ISCARIOTE (Keirot 4 a. C - Jerusalén 33 d. C). Fue uno de los apóstoles que acompañó a Jesús de Nazareth en su ministerio y recibió el odio de los simpatizantes del Nazareno cuando Judas Iscariote le vendió ante el Sanedrín por 30 monedas de plata.
Judas aparece dentro de los seguidores de Jesús durante su predicación en Judea y Galilea, se supone que tenía simpatía con los Zelotes por lo que creyó que el Nazareno era un Mesías político que venía a liberar al pueblo judío del yugo romano.


Judas Iscariote estará con los otros apóstoles a la entrada de Jerusalén
alabando con palmas la entrada triunfal de Jesús de Nazareth (Foto Hilbert Rodríguez).

Una de sus escenas cruciales es su desaparición extraña de la llamada Ultima Cena, lo que genera incertidumbre entre los otros apóstoles.
El viernes al amanecer Judas acompañara a los soldados judíos en la aprensión de Jesús cuya tradición reza que lo entregó con un beso.


Judas con los soldados judíos (Fotos: Mayra Jimenes)


Luego de ver que ha cometido un error quiere corregirlo pero sólo encuentra la burla de Caifás y los miembros del Sanedrín.


Judas ataca a Caifás (Foto: Mayra Jimenez).-

Esto lleva a que la conciencia de Judas lo llevé a ahorcarse por haber entregado a su Maestro y al final descubrir que él cometió un error.



Judas Iscariote se ahorca (Foto Mayra Jimenez).-

Imagenes de la obra: La Pasión de Cristo según J. J. Benitez
Actor: José Antonio Pulido Zambrano
CABALLO DE TROYA - 
Viacrucis Viviente de Semana Santa San José de Bolívar - Táchira - Venezuela

¿QUÉ FUE ASOLAJON?

Por: Josefa Zambrano


Asolajón fue una Asociación de artesanas de San José de Bolívar que se fundó el 21 de septiembre del 2001 y funcionó en el local donde por años fue la Ferretería de Don Segundo Pulido en la calle 3 con carrera 5 de San José de Bolívar. Sus integrantes y pioneras fueron: Tibisay Ramírez, Anais Escalante, Anairis Carrero, Juana Pernía, María García, Elsa Pulido Paz, Miriam Guerrero, Olga de García, Aura Sánchez, Carmen García, Maura Andrade, Maribel Ramírez y Josefa Zambrano de Pulido. 


Este grupo tuvo como misión trabajar de manera mancomunada el arte del barro para hacer tallas y figuras de madera, se logró comprar un horno y la atracción era el Arco Centenario del pueblo, allí se dictaban Cursos de Comida y se enseñó a sus integrantes a hacer el Vino de Mora.
Con los años la Institución se disolvió. 

LA MURALLA DE SAN PEDRO DEL RÍO

Por: Horacio Moreno


San Pedro del Río - Táchira - Venezuela (Imagen: Mintur).-

Con el fin de proteger al pueblo de las crecidas de la quebrada "Chirirí", cuyas abundantes aguas lo pusieron en peligro en más de una ocasión, hubo la preocupación de solicitar del gobierno nacional, la construcción de una muralla.
Al efecto, en la Memoria del Ministerio de Obras Públicas se halla el Documento N° 454 del 31 de diciembre de 1929 que dice  lo siguiente:

"En el municipio San Pedro del Río, fue construido un dique de 61 metros de longitud, situado en la margen izquierda de la quebrada "Chirirí" para defender al pueblo de San Pedro del Río de las grandes inundaciones de dicha quebrada".

Dos años más tarde el Gobierno del Estado presidido por el General Pedro María Cárdenas, expidió un Decreto el 24 de julio de 1931 para conmemorar el Natalicio del Libertador y Padre de la Patria y siendo dicho día onomástico del Benemérito General Juan Vicente Gómez,  Presidente Constitucional de la República, dice en su artículo 4° lo siguiente:

"Constrúyase una muralla (en San Pedro del Río)..."

Para cumplir con los requisitos que exige la construcción de una obra de tal naturaleza, el gobierno envió al Dr. José Duarte a levantar el plano de lo que aún, hoy constituye una verdadera defensa para el pueblo de San Pedro del Río.


General Pedro María Cárdenas
Gobernador del Táchira del martes 18 de junio de 1929 hasta el viernes 7 de agosto de 1931.  

domingo, 7 de mayo de 2017

HISTORIA DE LA ALDEA LOS PAUJILES

Por: Mgs. José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de la Historia del Táchira


I

INTRODUCCIÓN

Se me podría preguntar con sobrada razón por qué escribir un ensayo histórico sobre esta remota aldea. La respuesta es sencilla, viví mi infancia escuchando sobre esa tierra donde nació mi padre Don Pedro Pulido Parra y fue el lugar de asentamiento del bisabuelo José Domingo Pulido Zambrano. Además, existe una segunda razón - acabo de leer un trabajo reciente sobre la misma y ubica los orígenes de esta aldea a mediados de los años cuarenta, cosa que es falso y trataremos de demostrar con documentos en mano -, la desmemoria tiende a destruir la historia.
En los últimos tiempos se ha volcado al estudio de la Historia Local de las comunidades en Venezuela, practica ya puesta en marcha en el siglo XX por México, Italia y Francia. Estos países expusieron sus distintas perspectivas y que citaremos en su momento.
La aldea Los Paujiles, perteneciente al hoy municipio Francisco de Miranda - Estado Táchira - Venezuela, como toda comunidad rupestre tiene su historia, iniciándose la misma con las ideas comunes de territorios ubicados a etnias aborígenes en el contexto de lo que la historiografía ha denominado Pre-América.


II
LA TIERRA DE LOS SUNESICAS
 
Este suelo donde viven los actuales paujileros o "pajuileros" gozó un día de la presencia del mundo aborigen. La comunidad nativa de este lar - se presume por lo dejado en las Crónicas de Indias - estuvo poblado por una etnia de nombre Sunesua (o Simusica, es la palabra que desde el punto de vista de lexicografìa más se le acerca). Como toda aldea prehispánica tenía una característica, en este caso de ser personas nómadas, lo que evidencia que no se haya encontrado vestigio arqueológico sobre esta raza. En este punto, algunos dirán que existe en la zona la quebrada de los Indios, donde en un pasado según hipótesis se hallaron restos de una comunidad ancestral.
Un hecho que evidencia la presencia de esta comunidad es la permanencia del nombre Simusica o "Sumusica" en las partes altas del páramo que es donde finaliza la linea territorial de esta aldea. Tanto así que el documento más antiguo hallado por este servidor en los Archivos de Indias en Bogotá y donde aparece el nombre "Simusica" es un documento del juez Pedro de Sandes de fecha 31 de julio de 1601, allí en el folio 14 se lee: "...en el Valle del Espíritu Santo  tiene por encomyenda Francisco Cabrera de Sosa en el pueblo de Sunesica ocho o nueve yndios y en el mysmo  valle y pueblo tiene Juan Davyla Fonseca por encomyenda otros ochos yndios". Esto deja como evidencia que lo que hoy es la aldea Los Paujiles poblada por nativos aborigenes de nombre "Sunesica" luego tuvo como primer arrendatario a los españoles Francisco Cabrera y Juan Dávila. La ortografía original se ha respetado al trascribirse del documento antiguo.
En 1622, la encomienda de los aborígenes Sunesicas estarán a cargo del capitán Benito Ruiz de Migolla con dos indios y Cristòbal Gutierrez con cuatro indios. En 21 años la población nativa casi ha desaparecido de la zona. Muchos de estos nativos eran llevados de igual manera a La Grita y Bailadores, puede ser esta una de las razones de su dispersión.
Esta zona distante y despoblada se torna hostil al quedar abandonada, tanto así que su páramo del Valle del Espíritu Santo pasa a denominarse "Páramo de la Cimarronera", y es sabido que el nombre cimarrón se refiere a los lugares distantes a donde se dirigen y esconden los esclavos que huyen de las haciendas de los Amos del Valle. Luego veremos como dueños de estas tierras a Marcos Pérez, Francisco de Sosa, Esteban Zambrano, Antonio Méndez, y es hasta 1793, que son compradas en su totalidad al Rey de España por el griteño Antonio Bernabé Noguera. Esta compra trajo muchas disputas entre los aldeanos pues algunos tenían tierras y ganado en aquella zona, tanto así que en la época de los comuneros estos terrenos sufrieron ataques (Para más información sobre este tema revisar en este mismo blog: http://riobobenseelcarpinterodelamontanaazul.blogspot.com/2015/04/expediente-que-contiene-las.html).


Babu (Imagen tomada de Boris Vallejo). 

III

LA ERA DE LAS LEYENDAS

Toda historia grande esta mezclada de leyendas y fantasías. ¿Acaso no corre la leyenda que por los ríos y cañadas de la aldea Los Paujiles han visto a la princesa Babu? Lo cierto que hoy de esa aldea nace el agua que surte al Acueducto Regional del Táchira, y Babu significa eso; Agua. Si Babu es agua, la tierra tendrá dueño en el papel en la persona del Dr. Antonio Bernabé Noguera.


Rubrica de Antonio Bernabé Noguera en su Testamento
(Copia fotostática en Archivo Fundación Pulido).-

A la par se ha sembrado la leyenda de lo maligno de Antonio Bernabé Noguera - unos le llaman Don, otros Doctor -. Lo cierto es que este blanco americano necesitaba limpiar su sangre, para ello estudio en Mérida y luego incursionó en el mundo de la política y logró comprar su blasón - esta hipótesis es de Lucas Castillo Lara-, aunque se pone en duda cuando se estudia la genealogía del personaje, pues su bisabuelo, el español nacido en Sevilla Andalucía fue Sargento Mayor, nos referimos a Francisco Antonio de Noguera y Neira quién muere en La Grita el 29 de mayo de 1684. 
Lo cierto es que Antonio Bernabé Noguera empezó a hacer capital y se convierte en el gran terrateniente de La Grita y en el momento menos esperado se hizo de las Tierras de Río Bobo. En su testamento que reposa en el Archivo Histórico de La Grita (Tomo XXXVIII, Legajo 8, Año 1818) expresa que posee una finca en estas tierras del sitio conocido como Río Bobo, que iba desde la quebrada Los Paujiles a los Ranchos, por el filo de la mano izquierda hasta el cimiento que linda con el páramo de Pernía, con sus caídas para Pregonero. Es el documento más antiguo encontrado donde menciona este nombre para una quebrada.


Fragmento del folio del testamento de Antonio Bernabé Noguera donde aparece el nombre "Quebrada Los Paujiles" (Copia fotostática en Archivo Fundación Pulido).-


Para 1883 compraron estas tierras a los herederos del Doctor Antonio Bernabe Noguera los vecinos: Rafael Chaparro, Francisco Guerrero, José Domingo Pulido Zambrano, Dolores Parra, Ramón Méndez, Juan de la Cruz Contreras, entre otros. Para este año se lee en un documento en el Archivo de La Grita: "Finca Los Paujiles de José Domingo Pulido, colindante con tierras de Rafael Chaparro y Juan Contreras e hijos. Posee un trapiche en la hoyada cerca del río Bobo..." Don José Domingo Pulido Zambrano traerá en 1901 de La Grita el primer santo de la aldea; San Isidro Labrador (Imagen que hoy reposa en el templo parroquial de San José de Bolívar).


Don Pedro Pulido Parra, junto a la imagen de San Isidro Labrador traída como santo patrono a la aldea Los Paujiles en 1901.

IV

NACE LA ALDEA LOS PAUJILES

A principios del siglo XX, con Cipriano Castro en el poder se comienza a llamar a este sitio Los Paujiles, uno quizá por la toponimia de una quebrada que llevaba dicho nombre y el otro por el nombre dado a la finca del primer alguacil de la aldea, José Domingo Pulido quién contraería nupcias con una hija de su vecino Rafael Chaparro, la bella Eufemia.
A principio del siglo XX empiezan a sonar otros nombres que se van agregando a la aldea al comprar otras tierras a la familia Noguera, entre ellos: Emiliano Contreras, casado con María Francisconi, hija de un italiano de nombre Miguel Amilcar Francisconi que había llegado a estas tierras en 1870 y junto a Rafael Chaparro y Ramón de Jesús Pulido, padre de José Domingo, aparecían como los pioneros de fundación de la comunidad llamada San José de Bolívar. 
Don Emiliano Contreras fue prefecto del pueblo de San José de Bolívar y de la unión con María Francisconi Noguera fueron hijos: Salvano, Adelmo, Samuel, Ramón Elvidio, Alisterna, Clemencia, Carmen y Elva. 
Otro nombre que empieza a sonar en la aldea en 1914 es el de Eutiquio Pérez, proveniente de El Cobre, quién trae a la aldea la idea un acueducto a través de tuberías hechas con barro cocido. Estaba casado con Edelmira Mora y de esa unión vienen: Rufino Abigaíl, Tobías de Jesús, Pedro María, Rafael Ángel, Salomón, Miguel Arcángel, Salomón de Jesús, Juan Vicente, José Abraham y María Bethzabeth. 
Así mismo llegaron a la aldea Tiburcio Zambrano y Liboria Gómez; Froilán Zambrano y María de la Paz Zambrano provenientes de la aldea Los Osos.
Abraham Parra Belandria y Leonor Zambrano se instalaron al pasar la quebrada Los Paujiles, antes de la quebrada vivían Don Emiliano Contreras y María Francisconi.
Otro vecino fue don José Antonio Pulido Chaparro, casada con Flor Parra Belandria de cuya unión nacerían: Eufemia del Socorro (Ramona), Antonia, Rosa, Socorro, Marco Tulio de Jesús y Pedro de los Dolores.
Otros vecinos de esta época son: Narcizo Zambrano y Petra de Zambrano; Bartolo García y Victoria Carrero; José Mora y Eustaquia de Mora; Evangelista Romero y Josefa Zambrano.
Bartolo García era apodado el "Cerote" y de la unión con Victoria Carrero serán hijos: Pilar, Andrea, Eradia, Eliodigna y Ramón, este último dicen que murió del "mal de la Lepra".
A mediados de los cincuenta llegan a Los Paujiles: Silverio y Macario Gómez con sus familias provenientes de La Grita, así como Luis Belandria y su esposa Hermelinda Orozco, quién trae un nuevo patrono a la aldea; "El santo niño de Atocha".
Son los tiempos de Manuel Contreras, hijo de Juan de la Cruz Contreras y Domitila Contreras, casado con Socorro La Cruz, de cuya unión serán: Eloy, Andrés, Escolástico, Ana, Sofía, Porfirio, Manuel y Ángela.
En casa de don José Antonio Pulido funcionará la primera Escuela de la aldea y se recuerda con cariño a las primeras maestras: Delfina Ramírez y Hermildes Belandria.


Casa donde funcionó la primera Escuela de la aldea Los Paujiles.

Luego la Escuela funcionaría en casa de Teofilo Silva, este señor era soltero. Esta nueva etapa se cierra con la llegada de Balbino Guerrero y Edilia Gómez, así como Antonio Carrero y Carmela Moreno, provenientes de Pregonero.
Otras familias de mediado de los cincuenta son: Bernabé Méndez y María Belandria que vivieron en el bordo conocido como "La Cuchilla"; Ramón García y Ana Contreras; Nicacio Méndez y Ana Cleta Silva Caceres; Pedro Vivas y Elvia Contreras; Pilar García y Mercedes Pérez; Jesús Chacón y María Gómez; Cesar Gómez e Hilda Roa; Pablo Carrero y Victoria García; Adán Zambrano y Eloisa Belandria; Vicente ZAmbrano y Leticia Carrero; y Felipe Moreno y Mercedes Moreno.


Pedro Pulido Parra, oriundo de Los Paujiles, toda una vida caminando estas tierras
y Libro viviente de la Historia de esta Aldea.