sábado, 6 de febrero de 2010

UN ENMASCARADO DE PLATA EN SAN JOSE DE BOLIVAR

Por: Rosalba Medrano Guerrero


A principios de la década de los setenta en San José de Bolívar, se iniciaron una serie de actividades recreativas deportivas, inspiradas en las películas mexicanas, las cuales se proyectaban en las diferentes salas de cine que se improvisaban de manera organizada y que funcionaron donde Estanislao Vivas, Bonifacio y Eleticia Araque.
Estas actividades amenizaban a los vecinos los fines de semana. Por las tardes se organizaban eventos de boxeo, esta actividad expresa López (2000) - es una actividad física que se practica entre dos personas, que consisten en golpearse mutuamente con los puños envueltos en unos guantes, en el pueblo represento esta actividad deportiva el señor Ángel Mendez; asimismo, en nuestra comunidad se dio la lucha libre que según el Diccionario Norma (1993) es aquella actividad deportiva "en que se emplean llaves y golpes, dentro de ciertas reglas y termina cuando uno de los luchadores se da por vencido", y que fue iniciada en el poblado por el señor Humberto Labrador, seguido por un numero de jóvenes de esa época, pudiendo destacar a uno de los personajes mas famosos de ese deporte "El Comodín" o también reconocido como "El Santo" y su mascara de plata, personificado en el pueblo por el señor Gerardo Guerrero. El oponente al "Santo" lo personifico el joven Marino Méndez.
Recuerda el señor Gerardo Guerrero, que en aquella época la juventud participaba en los eventos deportivos. El día que fue anunciado la pelea de lucha libre, todo el publico asistió.


El evento se había organizado como una pelea entre contrincantes de la lucha libre, que venían supuestamente de San Cristóbal para enfrentarse a los luchadores rioboberos. El señor Gerardo Guerrero recuerda como anécdota que el iba a ser uno de los supuestos luchadores que venían de la capital del estado y al inicio el le hizo el comentario a su padre, Don Balbino Guerrero, el cual el día de la pelea al ver que le estaban dando una paliza a su hijo disfrazado de "Santo", cuando lo habían sacado de un empujón del ring, se le acerco y le dijo: -"Huy mijito levantate, estas muy malito..." Al escuchar esto los espectadores se dieron cuenta que todo era un montaje hecho por los mismos organizadores y la gente comenzo a reírse y hacer comentarios, y fue así como desde la fantasía, "Santo" el enmascarado de plata estuvo una noche en el pueblo de San José de Bolívar.