miércoles, 3 de febrero de 2010

LOS SANTOS DE MI PUEBLO Y LOS APELLIDOS

*José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de Historia del Táchira



Imagen de Jesúz Nazareno, santo de la familia Zambrano
(Iglesia de San José de Bolívar)

Los Pulido de San José de Bolívar somos una familia añeja, ni siquiera conocemos con exactitud nuestros orígenes, en la actualidad no hay nadie que pueda hablar de la historia de mi pueblo más que el primo Lubin Pulido. Provenimos de España, de eso no hay duda, y si vamos más allá, de algún oscuro pasado europeo que ahora se ha perdido por completo, pero que el primo Lubin señala: "No esta tan perdido el origen: -¡Nosotros venimos de Troya, los Pulido vinieron con Eneas, los Pulido se hicieron de Roma y de allí llegaron a la Península Ibérica!

La casona mía que esta en el pueblo de San José de Bolívar está llena de reliquias inexplicables. A veces la veo - mi casa - como un gran Museo Familiar que debo cargar a mis espaldas, así como el gran Atlas lleva el mundo a cuestas. Y, no sólo son las reliquias, también esta el peso de las crónicas Pulideñas, el acervo y la memoria que están allí depositadas.

Hoy yendo hacia atrás, hacia los recuerdos de mi infancia, viene a mi una escena bien particular, que marca más nuestros orígenes. Recuerdo como si fuera ayer, acompañando a mi madre a la Iglesia de nuestro pueblo, un martes santo en una Semana Santa que se pierde en el tiempo. Mi madre llevaba en una bolsa negra un gran manto, de color purpura y morado, ella me explica que es el vestido del santo de la familia, pues en San José de Bolívar desde sus inicios cada familia tenía un santo protector, era por ello que a los Zambrano y los Chacón les correspondía vestir al Jesús Nazareno.
Mi madre llevaba en la otra mano, en un recipiente de vidrio un líquido aceitoso, me explicaba que ese era el aceite de oliva, para limpiar el santo, pues ello le daba brillo y lo hacía ver más hermoso. Yo de niño me perturbaba cómo podía ser tan hermoso un rostro sangriento como el del Jesús Nazareno. Cuando mi mamá Josefa y doña Teotiste de Chacón terminaban de vestir al Jesús Nazareno, comprendía las palabras de mi madre. En verdad el Nazareno tomaba un brillo celestial, ella decía que era el santo más bonito, y allí entendía, los Zambrano y los Chacón tenían un santo para el dolor y como ellas explicaban (mi madre y doña Teotiste) a nuestras familias les correspondía cargar con la cruz del Nazareno. El Nazareno fue traído de España en 1958, un año después del terremoto en el poblado de San José de Bolívar.
El miércoles santo, en la noche, se empieza a observar muchas antorchas y gente que va vestida con túnicas moradas, mi madre me explica que ese día quién debe una penitencia al Nazareno debe portar su traje y cargar una cruz.
Yo le pregunte a mi madre que si todas las familias en San José de Bolívar hacían los mismo, y ella me respondió con sabiduría: - Claro toñito, vea a su papá tiene años siendo el prioste de San Isidro, pues ese es el santo de la familia Pulido, es así como todas las familias del pueblo, es decir sus apellidos tienen un santo particular como: El Resucitado, San Juan Eudes, La Dolorosa, San José, San Juan Evangelista, Santa Rita.



Don Pedro Pulido y la imagen de San Isidro Labrador,
esta imagen fue traída por don Domingo Pulido Zambrano en 1901
imagen realizada por el maestro de artes y oficios Ramón Farías Pino

Mi pueblo de mis recuerdos, tan diferente de aquel sombrío rincón de San Cristóbal, de esta ciudad triste y ajena, ciudad sumida en secretos, ciudad donde hoy pernocto y desde la cual reconstruyo la memoria de mi infancia.


San Juan Evangelista
imagen que se encuentra en la iglesia de San José de Bolívar


Imagen de la Virgen María
Iglesia de San José de Bolívar


Imagen de San Juan Eudes
Iglesia de San José de Bolívar


Imagen de La Dolorosa
Iglesia de San José de Bolívar


Imagen del Jesús Resucitado
Iglesia de San José de Bolívar



Imagen de San José realizada por el artista Atanasio Cárdenas
Iglesia de San José de Bolívar