martes, 21 de septiembre de 2010

DON VICENTE ZAMBRANO, EL ÚLTIMO RIOBOBERO DE ANTAÑO

Por: Josefa Zambrano


Don Vicente Sambrano Gómez

Don José Vicente Zambrano Gómez nace el 17 de abril de 1916 en la aldea Los Paujiles, donde formó su familia. Hijo de Tiburcio Zambrano y Liboria Gómez. Como todo un Zambrano, atento y bondadoso, abrió la puerta de su nueva casa, ya que ahora se encuentra viviendo con su hija Teresa en Queniquea. Al llegar me hizo pasar y que me sentara y empezamos a hablar. Don Vicente me pregunta: ¿Es usted de mi familia? Yo le conteste, claro que si soy otra Zambrano.

Nos acomodamos y empezamos a hablar, mientras tomábamos una taza de café que nos traía muy gentil su hija. Don Vicente a pesar de sus 92 años, tiene una lucida memoria y me relataba cuanto sabía y recordaba de su infancia en la aldea Los Paujiles y también de su familia.


Escudo de la familia Zambrano.

Los Zambranos cuando llegaron a estas tierras se escribia el apellido con "S". El primero en llegar a estas tierras tachirenses fue Antonio Sambrano en el siglo XVI a una hacienda al lado del río Escalante. Luego en 1790 se instala Antonio de los Reyes Sambrano  y compra las tierras cercanas al río Samparote, tierras que llamaban vegueras, y cultivo el tabaco y el cacao. Luego se hicieron dueños de tierras en San Rafael y Los Osos, donde sembraron las primeras matas de café en 1865.

¿Don Vicente que recuerda de su infancia?

- "Me viene a la mente de nuevo todo aquello de mi infancia y juventud que viví y sentí en la aldea. La finca de mis papás es ahora del Sr. Jesús Contreras. Recuerdo que al frente de mi casa vivía mi tío Froilan Zambrano, donde jugaba con mis primos, pero yo era muy tímido. Mi abuelo José de la Cruz Zambrano vivía en Los Osos".

Me cuenta Don Vicente que con la que más le gustaba jugar era con Flor, pero era muy tremenda.

¿Cómo vivían la gente en ese tiempo?

- "En ese tiempo había mucha pobreza, y costaba mucho para conseguir la plata. No se conseguía sal, el que tenía un poco de sal era rico. Éramos muy pobres y habitábamos un rancho de palma y paredes de bahareque; el ranchito tenía tres piezas, cocina, aposento y sala. Sala que servía para albergar a los visitantes y también para velar a nuestros familiares muertos. Las camas eran de palo con esteras y chingaleas".

¿Don Vicente usted recuerda de algunas enfermedades que existían en ese tiempo?

- "Había muchas enfermedades, pero la que más recuerdo era la “jipatera”. Las personas que la padecía, el color era tierroso y se cansaban al caminar y como no había plata para comprar la medicina, la mayoría moría de esa enfermedad. Mamá me contaba que existían unas píldoras para esa enfermedad pero que eran muy caras y sólo la usaban los ricos que tenían con que comprarlas".

Don Vicente se acomoda en el mueble y sigue tomando su cafecito y nos sigue contando:

- “A los 22 años muere mi papá, un golpe fuerte para mí. Seguí trabajando en la casa ayudando a mi mamá. Desde pequeño me enseñaron muchos valores, entre esos la Doctrina Cristiana”.

- "Recuerdo que había un padre que venía de Queniquea a San José a celebrar la misa los domingos a las 5 de la tarde y yo no faltaba a ninguna".

- "En ese tiempo había mucho orden y respeto a todo. Yo recuerdo que a mí papá y mamá uno no les contestaba porque con una sola mirada le decían todo. No como los muchachos de ahora que son muy falta de respeto".

Don Vicente se queda callado y muy pensativo y luego me dice:

- “Hay que recordar la familia porque así sabemos quienes somos y de donde venimos”.

- "A los 24 años muere mi mamá, fue un pesar muy grande (se queda pensando tomándose su café)".


José Lubin Pulido Chaparro y su nieto, Don Vicente Zambrano 
y José Antonio II Pulido Zambrano con su hijo José Antonio III Pulido Colmenares

¿Don Vicente me puede contar como era San José de Bolívar antes?

- "Yo conocí a San José cuando era sólo el alrededor de la plaza, se contaban los ranchos, lo demás era puro campo, y ahí cultivaban café y cambural, las casas eran de bahareque y el techo de paja y pisos de tierra. La gente andaba en puro pie, era gente muy humilde y sencilla, dedicados al trabajo de la tierra".

¿Don Vicente usted recuerda cuando se cayó la iglesia?

- "Sí, yo recuerdo cuando se cayó la iglesia y varias casas, eso fue como en el año 1957".

- "También recuerdo que fue en el gobierno de Pérez Jiménez cuando reconstruyeron la Iglesia, dicen que en ese tiempo gastaron 360 bolívares para que quedara como nueva".


¿Cuénteme Don Vicente como formó su familia?

- "Luego conocí a la que fue mi esposa: Leticia Carrero del cual forme un gran hogar que nacieron 5 hijos: 4 varones y una hembra; Rafael, Atilio, Campo Elías, Teresa y Nelson Zambrano Carrero. En mi matrimonio fui muy feliz, al lado de mi esposa Leticia. Luego como la ley de la vida murió mi esposa. Ya mis hijos están todos grandes y cada quién hizo su vida".

- "Ahora me encuentro viviendo con mi hija Teresa aquí en Queniquea pues, uno viejo tiene que buscar el calor de los hijos, y tratar de vivir lo mejor que se pueda".

¿Don Vicente, de que, como mantenía usted su familia?

- "De la agricultura se cultivaban los sanes, fríjol, arbeja, maíz, se bregaban con animales".

(Entrevista dada el día sábado 2 de junio del 2007, Hora 3 de la tarde).