sábado, 9 de enero de 2010

EL HOMBRE LOBO DEL RÍO BOBO

*José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de Historia del Táchira

Por allá en el año Mil novecientos Treinta y tres, el tío abuelo Pedro Rafael, se dirigía a la finca en la aldea Los Paujiles, cuando estaba llegando a la cuchilla, se le apareció un perro lobo, cuentan que de sus ojos emanaban fuego, el tío abuelo Pedro Rafael tomó su machetilla para defenderse, más no la había sacado cuando el animal se abalanzo sobre él.
Al otro día encontraron al tío abuelo tirado en un potrero de la finca, él les contó a sus hermanos lo sucedido, que lo había mordido el Diablo.
Desde ese día el tío abuelo se aíslo de la vieja casona y construyó un rancho en la montaña, se empezó a dejar crecer la barba y empezó a vivir como un ermitaño.
Contaban que en las noches se le veía en las montañas corriendo como una fiera salvaje.
Todos lo consideraban un loco, unos decían que había sido poseído por el Diablo, otros decían que el alma del perro lobo se había introducido en su alma y estaría con él hasta el fin de sus días.
Por este tiempo inundo a San José de Bolívar una epidemia de Fiebre Amarilla y Tuberculosis, el tío abuelo Pedro Rafael fue infectado por la enfermedad, fue apartado y puesto en cuarentena.
Por este tiempo murieron muchas personas por esta epidemia, pero el tío abuelo aún seguía vivo con esa enfermedad encima, se le enviaba comida a distancia y nadie se atrevía a acercársele.
Una noche apareció frente a su rancho un perro lobo, muy grande, los hermanos de Pedro Rafael dispusieron matarlo para que dejara el alma de su hermano en paz, tomaron la escopeta bañaron una bala con agua bendita y le dispararon traspasándole el corazón, el perro cayo muerto.
En eso se escucho un alarido terrible, Pedro Rafael estaba en la puerta, con el pecho sangrando... a los minutos cayo en cama y murió, era el veintidós de Julio del año Mil Novecientos Treinta y siete.
Al otro día fue enterrado, el rancho, sus pertenencias, su ropa y sus libros fueron quemados.
A los días entre los escombros encontró un libro que no se había podido quemar y que llevaba el nombre de Pedro Rafael Pulido Chaparro, este libro era La Biblia.
La lápida de la tumba fue destruida después por los aldeanos para que nunca se supiese donde había sido enterrado el Hombre Lobo. Aún hoy yacen sus restos en el cementerio de la comunidad.

En la prefectura de San José de Bolívar, en el libro de Defunciones, en el Acta de defunción de Pedro Rafael Pulido Chaparro, se señala que murió el 22 de julio de mil novecientos treinta y siete, de edad 30 años y lo que más llama la atención es lo siguiente: "Su muerte fue obscura y su enfermedad mal definida".
NOTA DEL AUTOR: Las leyendas de hombres lobos esta muy de moda, el cine y la literatura se ha volcado al rescate del mito, por ello esta leyenda compilada en el pueblo hace de San José de Bolívar un pueblo local pero con un sentido cultural universal. Al estudio de los hombres lobos tambien suele llamarsele con el termino licantropía, que designa a las personas que se creen lobos, todo derivado del mito griego de Lycaon.
También hay una enfermedad mental llamada licantropía, en la cual el paciente cree que es o que se ha transformado en un animal y se comporta de acuerdo a ello, puede ser que esto le ocurriera al tío abuelo me dice mi padre y la comunidad lo vio de otra manera.
La creencia de que una persona puede transformarse en lobo esta en casi todas las culturas del mundo y Venezuela no queda por fuera: Por ejemplo en Argentina se le llama Lobisón en el norte de este país, Según la leyenda argentina sería el séptimo hijo varón, el que se convierte en esta criatura, con mucho pelo que se asemeja a un lobo, éste vaga por las colinas y montañas y se alimenta principalmente de carroña, pero si se cruza con un ser humano lo atacará y si sobrevive se convertirá en lobisón. En BRASIL es bastante parecida a la leyenda argentina, también es el séptimo hijo varón se convertirá en lobisomen por primera vez cuando cumpla 13 años solamente por dos horas desde la medianoche hasta la dos de la mañana, durante los viernes de la Cuaresma. Todavía no se si el tío abuelo era el septimo hijo varón, pues como cuenta mi padre la abuela tuvo varios abortos.
Por otro lado en Mexico Se llaman nahual, y es una leyenda azteca que trata de un hechicero capaz de transformarse a voluntad en un coyote negro, en los tiempos pre hispánico fue una leyenda en la que creían muchas personas. Aun cuando los conquistadores españoles no creyeron mucho en esta leyenda sí estaban muy influenciados por leyendas europeas sobre hombres que se transforman en lobos.
Más allá de América encontramos casos como en FINLANDIA, donde generalmente una persona se convierte en hombre lobo por un hechizo que le hace una bruja a una persona, y son hombres lobos durante días y noches hasta que acaba el hechizo, la forma de romper el hechizo es que una persona lo reconozca y lo llame por su nombre o le de pan para comer. En Rusia la persona que desea transformarse en hombre lobo, se interna en un bosque y clava un cuchillo de cobre en un árbol y baila alrededor de este mientras canta determinados conjuros, después de realizar este conjuro el espíritu del lobo tomará su alma
De acuerdo a las distintas tradiciones las siguientes son las formas más conocidas de transformarse en un hombre lobo:
-Comer cerebro de un lobo.

-Comer carne de lobo asada.

-Vestir una piel de lobo.

-Llevar un cinturón hecho con la piel de un delincuente ejecutado.

-Ser mordido por un hombre lobo, que es el caso de la leyenda del tío abuelo que circula en el pueblo.

Para matar a un hombre lobo la forma más famosa y conocida es con una bala de plata o un cuchillo de acero, o puede ser también una daga o cuchillo de plata, mi padre posee un cuchillo de acero que perteneció al abuelo, no sabemos si se conec ta con la leyenda de matar a los lobos, más en esta zona que no existieron, pero según las leyendas, en el pasado en esta zona andina existio un tipo de lobo quiza aún hoy no estudiado por la ciencia; otros métodos para aniquilar a un hombre lobo son: pegarle en la cabeza con una vara de hierro; hacer que coma algo salado o beba agua con sal; rociarlos con agua bendita, que es como se logra matar al perro negro que tuvo embrujado al tío abuelo.
En general una persona que en las noches de luna llena se transforma en un lobo, durante el día es una persona normal pero tiene ciertas características que podrían delatar tal condición, por ejemplo: tener extraordinariamente largo el tercer dedo de las manos, generalmente duermen con la boca abierta, tener en la forma humana las heridas adquiridas cuando era lobo, un hombre lobo queda exhausto después de la transformación y necesita mucho tiempo para su recuperación y engullen la carne cruda.