sábado, 9 de enero de 2010

LA CARRETERA

*José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de la Historia del Táchira


Serían más o menos las cuatro de la madrugada cuando el señor Antonio Santander le dio la cola a un hombre en la carretera del Páramo del Zumbador, en un lugar que llaman las Perdices, el señor empezó a hablarle y le relato lo siguiente:

“Por allá en los años del General Gómez, cuando se estaba construyendo la carretera El Zumbador-Queniquea-San José de Bolívar, la misma madre naturaleza no permitía tal construcción.
Empezaban una travesía por un lugar, entonces aparecía un abismo o una roca de dimensiones muy grandes.
Se cuenta que una noche, a eso de las once de la noche, en la aldea Los Barros (Queniquea), observaron como un extraño aparato bajo por aquella montaña haciendo un alboroto y destellando muchas luces desde el páramo hasta el sitio de las Perdices.
Los aldeanos al día siguiente recorrieron el lugar o travesía por donde había pasado el fenómeno como trazando un camino.
Años más tarde la carretera Páramo El Zumbador-Queniquea-San José de Bolívar llevaría aquella trayectoria, que años atrás un fantasma, espanto, ovni o no sé que, hubiese trazado.
Así fue como se logro hallar la ruta para llegar a Queniquea y al pueblo del confín del mundo, San José de Bolívar.