sábado, 9 de enero de 2010

El Presbítero Fernando María Contreras.

*José Antonio Pulido Zambrano
Individuo de Número de la Academia de Historia del Táchira


Poco sabe el riobobero de su historia. Pocos saben los que viven en San José de Bolívar ¿quién fue el padre Fernando María Contreras? El presbítero Fernando María Contreras fue aquel digno hombre al servicio de Dios que secundó la fundación de San José de Bolívar mientras era cura de la población vecina de Queniquea.
“El Padre Contreras - señala Tomas Polanco Alcántara en su libro Eleazar López Contreras (1991) - es una pieza clave en la vida de López Contreras. Al nacer el niño, tenía el Presbitrro Contreras treinta y cinco años de edad y, como ya hemos dicho, estaba ocupado, a pocos kilómetros de Queniquea, en la fundación del pueblo de San José de Bolívar”.


El Padre Contreras al lado de Don Ramón de Jesús Pulido dieron el nombre a San José de Bolívar. El sacerdote y el patriarca, la religión y poder. Nacería el padre Contreras en Carache, estado Trujillo el “30 de mayo de 1848” como señala Antonio García Ponce en su artículo “Paredes que hablan” en la revista Primicia (1998). Hizo estudios eclesiásticos en la ciudad de Mérida. 
Horacio Moreno en la Monografía de San José de Bolívar (1982) escribe que “en 1856 sus padres - Manuel Quirico Contreras y Doña María de los Ángeles Mora - enviárosle a los bancos escolares de su ciudad natal. Vistió los primeros hábitos eclesiásticos en el seminario de Mérida en el año 1865. Para el 23 de diciembre de 1871 fue investido Ministro de Altar. La primera celebración solemne del augusto sacrificio que el Dios Hostia concede a sus pastores, la verificó el 1° de enero de 1872”.


Fue cura también en Mérida, Queniquea, San Cristóbal y en 1884 fue nombrado cura párroco de los municipios Libertad e Independencia. Figura entre los patrocinadores del famoso Colegio del Sagrado Corazón en la ciudad de La Grita, al lado de su amigo Monseñor Jesús Manuel Jáuregui y otros prelados. Allí estudiaría Eleazar López Contreras años después. 


Según el Doctor Ramón J. Velásquez el padre Contreras “fue famoso por su carácter y sus virtudes. Luchaba contra el fanatismo y vivía en franca pelea con quienes en los días de labor invertían horas y horas de contemplación en el templo. La mejor oración es el trabajo, les decía a los asombrados oyentes”. 


Padre Fernando María Contreras Mora (Archivo Bolívar Films).

¿Como llegó el Presbítero Fernando María Contreras Mora a las tierras del Río Bobo y a nuestra historia local al fundarse el pueblo de San José de Bolívar? Pues “encontrábase desempeñando el curato de Queniquea - señala Horacio Moreno - para 1881 y hubo de realizar una función religiosa en el sitio de Río Bobo y en un almuerzo al que fuera invitado por Don Pío León Méndez, posó su vista en un sujeto que trataba de esquivar su conversación y yacía solitario en un sitio de la casa en el cual había un taller de carpintería”. Allí entabló el padre Contreras amistad con el general Manuel María López, a quién invitaría a Queniquea y luego se convertiría en su cuñado, al casarse que su hermana Catalina recientemente viuda. 
En esos mismos días en reunión con varios vecinos de sitio conocido como Río Bobo, empezaron a concretarse los planes para crear un nuevo pueblo, a fines de 1882 varios rioboberos caen presos y son llevados a la cárcel de Tariba, en un edificio que se encontraba al lado de la casa de don Pedro Juan Rojas, y por el lado norte un solar del señor Jesús Colmenares. Allí pernotaron por dos meses algunos de los hermanos Pulido Zambrano y el coronel José Saturnino Peñaloza, presos por razones políticas entre liberales amarillos y conservadores. Ya para el 15 de febrero de 1883, el padre Fernando María Contreras llevó las riendas para la distribución y fundación del poblado. En las crónicas se ve como Don Rafael Contreras Duque señaló las calles y carreras


Levantamiento del primer plano de San José de Bolívar
por don Rafael Contreras Duque (1883).

Don Jesús Vivas vende a la comunidad el terreno para la iglesia y la plaza; Don Ramón de Jesús Pulido vende el terreno a la comunidad para la construcción de la casa cural y el cementerio. Aquella tarde de aquel histórico día se acentuaron las bases de lo que se conoce como la "segunda fundación del pueblo", llevando por nombre el pueblo “San José” por la sugerencia espiritual y religiosa del Presbítero Contreras, y Don Ramón de Jesús Pulido por su espíritu civilista e histórico propuso agregar el complemento “de Bolívar”, haciendo mención al natalicio, ya que aquel año el Libertador Simón Bolívar estaría en su Centenario. 


Don Ramón de Jesús Pulido

El Presbítero Contreras tiene que partir a Capacho viejo, y allí sigue escribiendo la historia, regresa al pueblo a dirigir el sepelio de Don Ramón de Jesús Pulido, cuyos restos son enterrados en la primera iglesia del pueblo. Al padre Contreras - señalara más tarde el General Eleazar López Contreras - estuvo a punto de morir al serle disparado intencionalmente, un tiro de escopeta, por uno de los tantos guerrilleros de montaña que estuvieron en contra del general Cipriano Castro al montarse en el poder. “Para 1883 - comenta Rafael Gallego Ortíz - el Táchira, vivía confinado en las vecindades de Colombia … la prospera producción del café en sus montañas, la cual había emergido sobre la arruinada economía del cacao y del ganado, colocó a los andinos en la cresta de la ola. Para mediados de 1884 - cuando el dueño del País se llamaba Antonio Guzmán Blanco - Cipriano Castro se encontraba preso en la cárcel de San Cristóbal. No por razones políticas, sino por pleitos de “honor” con el cura de almas Juan Ramón Cárdenas”. En estas circunstancias históricas se crea San José de Bolívar y el presbítero Fernando María Contreras Mora viaja a Capacho.